¿Qué regalamos cuando regalamos vino?

por Lic. Sebastián Girona
Es uno de las opciones más habituales a la hora de obsequiar, especialmente si el obsequiado es un hombre. Sin dudas el vino se ha convertido en la estrella de la mesa, incluso a veces, por sobre la comida. Para el postre, el plato principal, para brindar, para cantar, etc. ahí está el VINO.
¿Pero que estamos regalando en realidad?
Cuando regalamos vino, estamos regalando la necesidad de hacer fuerza para sacar el corcho, regalamos también la casi obligatoria lectura de la etiqueta para saber que estamos tomando
Regalamos en un sorbo un pedacito del viñedo, su clima, su terruño y un poco también del  amor que puso el enólogo en su creación. Regalamos la oportunidad de compartirlo con un amigo
o con tu pareja en una cena romántica. Pero por sobre todas las cosas, regalamos la oportunidad de disfrutar, saborear, de ejercer nuestro hedonismo y nuestros aspectos más epicúreos, que implican la búsqueda del placer y la satisfacción absoluta. Regalamos la eliminación de toda angustia por un rato y la ocasión de embriagar nuestro corazón. Todo esto y mucho más contiene una noble y elegante botella de vino.

¿Sabías que estabas regalando todo eso?
  • Suscripción a Newsletter
  • Seguinos:
  • EMPRESA

    MEDIOS DE PAGO

    FORMAS DE ENVIO