Rejuvenece con vino: prepará una máscarilla... y sacate unos años

"El vino, administrado en la medida justa, es beneficioso para el hombre, mejora su estado de salud y reduce el riesgo de padecer enfermedades”, dijo Hipócrates hace
más de 2.500 años.
Las noticias y los informes de salud están constantemente promocionando los beneficios del resveratrol y sus propiedades anti-envejecimiento.  El resveratrol, un antioxidante presente
en el vino tinto es considerado bueno para la salud y sus propiedades puede ser empleadas además para el cuidado de la piel.
Con las uvas se hacen cremas, mascarillas, gel de baño y hasta jabones... La industria cosmética ha visto un camino original y exitoso para meter la cabeza en el mundo del bienestar:
la vinoterapia.
Esta técnica consiste en utilizar el vino, la uva y todo lo que rodea a este fruto (vid, pepita, etc...) para realizar tratamientos cosméticos.
Las propiedades antioxidantes del vino, ayudan a combatir  las toxinas de la piel.  Muchas empresas del sector del vino y también de la belleza se han lanzado en los últimos tiempos
a crear  productos estéticos a base de los elementos presentes en la piel de la uva, sobre todo el resveratrol.
Las mascarillas de vino y miel son la base de este tratamiento y a pesar que cada una tiene sus variantes el concepto es el mismo.
Si te ha sobrado algo de vino y antes de que se te eche a perder, ¡no lo tires!
Puede ser útil para hacer una mascarilla facial muy eficaz y económica. Se trata de una solución altamente antioxidante con propiedades antiarrugas y antiflacidez.  
Acá va la receta:
Ingredientes:
 - 1 chorrito de vino tinto (aproximadamente una cucharada)
 - 3 cucharadas de yogurt
 - 1 cucharada de miel de abeja
   El vino tinto contiene altos niveles de antioxidantes, los cuales son necesarios para mantener la piel sana. El vino tinto actúa contra los radicales libres, estimula la circulación sanguínea,
   aumenta la elasticidad de la piel, alivia los nervios y deja la piel resplandeciente. De hecho venden cremasmuy caras cuyo ingrediente principal es el vino.
Preparación:
 Esta mascarilla de vino tinto es muy fácil de realizar, mezcla todos los ingredientes y aplica en la cara y cuello, dejala actuar entre 10 y 15 minutos.
 Luego enjuaga con agua fría, sécate la cara delicadamente y de considerarlo aplica tu crema habitual, para sellar la hidratación que acabas de recibir.
Tene en cuenta:
 - Recordá siempre tener la cara limpia y sin rastros de maquillaje cuando la apliques.
 - Si vas a hacer esta mascarilla de vino tinto con el sobrante que quedo en la botella, asegura de cerrarla  bien, ya que al entrar en contacto con el aire comienza su proceso de oxidación
   y pierde sus propiedades.

Con una copa de vino en la mano, música suave para relajarte, la mascarilla en tu rostro y mientras percibis el delicado aroma a uva... comenzá armonizar tu espíritu y
embellece tu rostro con el incomparable poder antioxidante del noble fruto de la vid.
  
  • Suscripción a Newsletter
  • Seguinos:
  • EMPRESA

    MEDIOS DE PAGO

    FORMAS DE ENVIO