Maridaje entre vino y chocolate

Cuando hablamos de maridaje, entendemos como el proceso de casar metafóricamente un alimento con un vino con la intención de realzar el placer de comerlos.
Pero rara vez pensamos en realizar una combinación de vino con chocolate.
El chocolate tiene sabores muy complejos pero también los tiene simples, comunes o con matices similares, por lo que su maridaje debe seguir las mismas pautas que debemos tener en cuenta con el maridaje del vino con otros alimentos.
Si tu intención es hacerlo a la perfección, la tarea quizás no es tan sencilla y mucho depende del paladar de cada persona, pero el maridaje se puede lograr si seguimos unas reglas sencillas que nos llevan a los resultados que estamos buscando; que es el de maridar el chocolate con un buen vino.
En primer lugar examina los atributos del chocolate, anotando y definiendo el aroma. Lo mismo para el vino, remueve la copa para apreciar el color y su viscosidad, sus notas y sabores hasta encontrar puntos intermedios que logren un maridaje.

Después de haber hecho esta introducción es el momento de realizar la degustación, y te damos una forma fácil de realizarlo:
Acompaña un buen chocolate con un Malbec o un Cabernet Sauvignon.
Degusta a sorbos el vino, llená tu boca estimulando todos los sentidos. Nota la complejidad del vino, que aromas y sabores vienen a tu memoria. Ahora tomá un pequeño trozo del chocolate, dejando que se asiente sobre tu lengua.
Cuando comience a derretirse, bebe un sorbo de vino otra vez.
Ambos se unirán en un delicado maridaje, que fue llevado acabo dentro de tu boca casi en su totalidad.
Solo, en pareja o con amigos, disfruta esta experiencia.
Salud !!
 
  • Suscripción a Newsletter
  • Seguinos:
  • EMPRESA

    MEDIOS DE PAGO

    FORMAS DE ENVIO