Maridaje de vino y cocina peruana

Sin lugar a dudas y en los últimos años la cocina peruana se extendió mas allá de su país.  Hoy, su prestigio es notable siendo una de las más variadas del mundo y existen en ella comidas y
sabores de los cuatro continentes. 
Debido a la rica variedad y a la armonía de su sabor y los ingredientes empleados, la gastronomía peruana es constantemente premiada y sus chefs obtenien medallas internacionales que los
distinguen. Sus cocineros están redefiniéndola, desarrollando nuevos platos donde aportan nuevas ideas y amplian su oferta pasando por la cocina peruano-japonesa, china-cantonesa,
novoandina hasta llegar a la peruano-thai.
Resulta casi imposible establecer una lista completa de sus platos representativos. Podemos mencionar que a lo largo de la costa peruana existen más de 2500 diferentes tipos registrados
de sopas, así mismo existen más de 250 postres tradicionales.
El ají es un componente esencial en casi todas sus recetas,  sirven para darle color a la presentación o un gusto especial, otros de los productos nativos utilizados son tarwi, chuño,
quinua, kiwicha, moraya, cochayuyu, maca, coca, uchu, olluco, oca, por solo nombrar alguno de ellos.
Es por por todo esto que cada  plato presenta un festín de ingredientes, preparaciones y cocciones, siendo un gran y serio desafío para quien desee maridar un vino con un plato de este país.  

No es como casar un buen malbec con carne a la parrilla, es definitivamente un reto tanto para los expertos como para el consumidor recien inciado.
La comida peruana se amolda a una infinidad de sabores, esto hace que los productores de vinos tengan en su mira al Perú por la gran variedad gastronómica que ofrece y además por la creciente tendencia en el consumo del vino.
Muchos piensan que los blancos son los más adecuados, pero también hay rosados y tintos que pueden maridar muy bien. Todo depende de qué elijas y tu preferencia en vinos.
A continuación te presentamos algunos de los platos característicos y más populares junto a nuestras recomendaciones:


El ceviche, cebiche, seviche o sebiche es un plato ampliamente difundido y declarado Patrimonio Cultural de la Nación por el gobierno peruano. La receta básica del ceviche es la misma
en todas las regiones: pescado en trozos, jugo de limón, cebolla roja, ají y sal al gusto. Los pescados utilizados son muy diversos e incluyen especies tanto de agua dulce como del mar,
asimismo se incluyen otros frutos de mar como mariscos y algas marinas e incluso vegetales. El plato se acompaña de productos locales como cancha serrana, camote, zarandaja, yuca
y hojas de lechuga.
Recomendamos acompañar con un Chardonnay su paso suave y atenuado bajará la acidez al plato y permitirá resaltar los sabores del pescado y los aromas en el vino.

El chifa es el resultado de la fusión entre la comida peruana y la de los inmigrantes chinos. Los principales platos son el arroz chaufa, la sopa wantán, el tallarín saltado  y el chijaukay.
La comida chifa  lleva pollo, huevos, panceta, todo revuelto como un típico plato chino pero con sabores americanos.
Es pesado y rico, por eso un vino frutal y bien sedoso como el Syrah acompaña perfectamente a este plato.

La 
papa a la huancaina es un plato típico en el que se prepara una salsa moliendo o licuando ají amarillo con leche, aceite y queso fresco y que se sirve sobre papa sancochada.
Otras preparaciones de la salsa incluyen jugo de lima, ajos, cebolla y con otros tipos de ají como el rocoto.
El vino ideal para acompañarlas es el Sauvignon Blanc, cuya acidez pronunciada, le dará un toque de frescura al paso cremoso de las papas, y contrastará con una agradable
nota cítrica el tipico sabor del morrón amarillo.

Las 
causas limeñas, es un plato típico de origen precolombino. Es elaborado en base a papa amarilla peruana, limón, ají, lechuga, choclo, queso fresco, huevo cocido, palta y aceitunas
negras con un ligero baño de mayonesa. Esta preparación admite diversas variantes, como causa rellena de atún, de pollo, camarones, mariscos u otras variedades de carnes blancas.
Cada uno de sus ingredientes se acompañan muy bien con un Pinot Noir, sin romper el fino balance de las causas.

El ají de gallina consiste en un ají o crema espesa compuesta por gallina previamente cocida y luego desmenuzada la cual se cocina en una olla echando el caldo de gallina gradualmente
para que espese. Para lograr el espesor necesario se añaden trozos de pan remojados en caldo o leche. Esta crema es servida con papas cocidas o arroz blanco.
Es usual reemplazar 
la gallina por pollo y en algunas recetas a la crema se le agrega queso parmesano y nueces de pecán.
Un vino fresco y aromático como el Torrontés es el indicado para acompañar este plato, si bien sus aromas anticipan un vino dulce, su sabor revela una fresca acidez.

El sudado de pescado es un rico plato nutritivo, su principal ingrediente es el pescado al que se le agregan cebollas rojas, ajo, aji molido, pimienta, tomates, limon y cilantro.
Qué vino irá con este plato? Si preferimos un blanco puede ser un Chardonnay, bien maduro y lleno de fruta; en cambio si nos decidimos por un tinto elegiremos uno fino pero con
poco cuerpo como el Pinot Noir.

La pachamanca, es otro de los platos típicos del Perú, basado en la cocción, al calor de piedras precalentadas, de carnes de vaca, cerdo, pollo y cuy previamente llevados a maceración
con especias, asimismo de productos originales andinos adicionales, como papas, camote y eventualmente yuca.  El cuerpo, la alta acidez, la gran cantidad de taninos y los aromas florales
y afrutados con toques ahumados del Syrah, lo convierten en el vino ideal para este plato.

Sin duda los anticuchos son uno de los platos mas populares de la cocina peruana, tienen un espectro de sabor y textura que necesariamente invitan a acompañar con un buen tinto.

El anticucho combina de con la textura firme y jugosa del corazon de carne vacuna con los sabores agresivos del aji panca, el vinagre y el comino, que forman la marinada con los aromas
propios de las carnes cocidas sobre carbones encendidos. Ligeramente picante, un poquito ahumado y con el toque acido del vinagre, llama a un vino de buen cuerpo, fruta muy madura y
especiada y que no contenga gran cantidad de taninos, como un Malbec o un Blend.

Suspiro de limeña, es un antiguo postre limeño consistente en una capa de manjarblanco de yemas cubierto por un merengue italiano hecho de oporto (vino dulce) espolvoreado de canela. Recomendamos acompañar con un espumante, que se adapta muy bien para el cierre de nuestra velada.

Solo queda descubrir los nuevos sabores que la cocina peruana nos ofrece y abrir nuestro paladar a una experiencia gastronómica amplia, que se encuentra en contínuo desarrollo de nuevos platos,
que día a día se incorporan a su gastronomía en busca la experimentación permanente y la vanguardia de quienes se aventuran a nuevo concepto.
  • Suscripción a Newsletter
  • Seguinos:
  • EMPRESA

    MEDIOS DE PAGO

    FORMAS DE ENVIO