El lunes empiezo a ... tomar vino

Tenemos buenas noticias, en la última década se han hecho cientos de estudios para investigar las bondades del vino y, en concreto, las de un compuesto químico presente en este, de nombre impronunciable pero con propiedades que muchos tildan de mágicas: el resveratrol.
El resveratrol se trata de un compuesto antimicrobiano que utilizan las uvas (y otros alimentos como las ostras y las nueces) para defenderse de los ataques de hongos, y que se encuentra
en alta concentraciones en el vino: hasta 14 miligramos por litro.
Debido a la capacidad del resveratrol para reducir la oxidación, numerosos estudios con ratones han mostrado que tiene efectos anticancerígenos y antienvejecimiento.
Además, la sustancia estimula la producción de óxido nítrico endotelial, que dilata los vasos sanguíneos, algo que parece ser beneficioso para protegernos de la hipertensión,
y altera la actividad de una enzima llamada ciclooxigenasa-2, lo que convierte a la sustancia en un potente antiinflamatorio.
Por si esto fuera poco, en los últimos tiempos, se ha especulado con la capacidad del compuesto para potenciar los efectos del ejercicio físico e, incluso, sustituir en parte los
beneficios de este.
En 2012, un equipo de investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá), mostró en un estudio que la administración en grandes dosis de resveratrol mejoraba el rendimiento
físico
, la capacidad cardiovascular y la fuerza muscular en ratas de laboratorio.
En la presentación del estudio, el autor principal del mismo, Jason Dyck, se mostró muy optimista: “Nos emocionamos cuando vimos que el resveratrol tenía efectos similares a los que se
logran tras un entrenamiento extensivo de resistencia. Inmediantamente vimos el potencial de esto pues se podría crear una píldora para mejorar el rendimiento del ejercicio”.
Dyck fue más allá, pues aseguraba que el resveratrol podía crear efectos similares a los del ejercicio físico en personas que, por cualquier motivo, no podían practicarlo: “El resveratrol puede
imitar el ejercicio para ellos o mejorar los beneficios de la pequeña cantidad que puedan realizar”.

Y ahora sí ...el lunes empezá... y en vez de matarte con abdominales, flexiones y largas caminatas, destapá un Malbec, un Merlot o un Chardonnay y disfruta
e un buen momento...
 
  • Suscripción a Newsletter
  • Seguinos:
  • EMPRESA

    MEDIOS DE PAGO

    FORMAS DE ENVIO